Tratamiento del acoso escolar en Bilbao

¿Has notado que tu hijo o hija ha desarrollado fobia social, ansiedad y comportamientos autodestructivos?

El acoso escolar no es cosa de niños.

Te ayudamos a enfrentar las consecuencias psicológicas que el bullying causa en niños y adolescentes.

El 70% de los niños que sufren acoso escolar desarrolla un trastorno mental. Lo que viva en este periodo le marcará para toda la vida.

En la mayoría de los casos, los niños víctimas de bullying suelen mantenerlo en secreto por vergüenza, por miedo a que no les crean o porque no son conscientes del problema. El papel de madres y padres es fundamental para detectarlo y tratarlo.

El acoso escolar se da fundamentalmente en los últimos años de Primaria y los primeros de Secundaria, cuando los niños, en ese paso a la adolescencia, se sienten más inseguros y están construyendo todavía su personalidad.

Aunque hay perfiles más vulnerables, cualquier niño puede ser víctima de acoso escolar, del mismo modo que cualquier niño puede ser un acosador. Detectarlo cuanto antes y comenzar a tratarlo evitará daños psicológicos graves y permanentes.

Quizá hayas escuchado que “son cosas de niños”, pero no lo son. Si no se trata, además del sufrimiento actual, el menor desarrollará problemas a largo plazo como la depresión crónica, la ansiedad generalizada, la incapacidad para entablar relaciones personales sanas y comportamientos autodestructivos.

Por eso es de vital importancia que si detectamos en nuestro hijo algún indicio de acoso escolar busquemos ayuda profesional cuanto antes.

Si tu hijo sufre acoso escolar puede que:

  • Busque excusas para no ir al cole
  • Haya bajado su rendimiento escolar
  • Esté triste y nervioso
  • Llore constantemente
  • No quiera relacionarse con nadie

Haz el Test gratuito contra el Bullying y averigua en poco tiempo si tu hijo/a necesita ayuda.

El bullying puede provocar cambios en el cerebro y predisposición a sufrir enfermedades mentales

Un estudio reciente llevado a cabo en el King’s College de Londres, en el Reino Unido, ha descubierto que una exposición continua al acoso durante la adolescencia puede provocar cambios físicos en el cerebro y aumentar la probabilidad de sufrir una enfermedad mental.

A través de nuestra terapia trabajaremos con el niño para darle herramientas que le ayuden a enfrentarse a esta situación y mejoren su actual estado emocional, pero además asentaremos las bases para una buena salud mental en el futuro.

Sin un tratamiento y un apoyo adecuados, los niños que sufren acoso pueden tener más posibilidades de padecer problemas de salud mental, como depresión y ansiedad, predisposición a autolesionarse, trastornos postraumáticos y miedos patológicos.

Qué es el trastorno por acoso escolar o bullying

Los niños pasan en el colegio parte importante de su día a día. Ahí no solo adquieren conocimientos, sino que también desarrollan valores, aprenden normas y experimentan diferentes maneras de relacionarse, tanto con figuras de autoridad y referencia (profesores) como con sus iguales.

El acoso escolar es cualquier forma de maltrato psicológico, verbal o físico producido entre escolares de forma reiterada tanto en las aulas como a través de las redes sociales. Es una conducta repetitiva, que se realiza con la intención de intimidar a la víctima y en la que existe un desequilibrio de poder continuado.

Síntomas que presenta el niño que sufre acoso escolar

El niño o niña víctima de acoso escolar suele dar muestras de un cambio de conducta tanto en el ámbito de sus relaciones personales como en aspectos físicos.

  • No querer ir al colegio o faltar de manera recurrente
  • No querer estar con otros niños
  • Aislamiento social
  • Falta de comunicación con el entorno familiar
  • Descenso en el rendimiento escolar
  • Ideas o tentativas de suicidio
  • Miedo a estar solo
  • Llanto incontrolado
  • Dificultades para dormir y pesadillas
  • Falta de apetito
  • Cansancio
  • Sensación de ahogo y ansiedad
  • Temblores, palpitaciones, nerviosismo
  • Dificultades para concentrarse
  • Irritabilidad
  • Depresión
  • Estado de alerta permanente

Tipos de bullying

A través de nuestro tratamiento del acoso escolar, trabajamos los diferentes tipos de bullying que suelen darse en el entorno de nuestros pequeños:

Acoso físico

Uno de los más comunes, sobre todo entre los chicos, y suele manifestarse más en primaria que en secundaria. Abarca desde codazos hasta zancadillas, golpes o palizas.

Acoso verbal

Es también uno de los más habituales y tiene como objetivo ridiculizar a la víctima. Mediante insultos, menosprecios, palabras crueles e incluso amenazas, se consigue intimidar al niño.

Acoso psicológico

Se inflige también mediante amenazas, burlas e insultos y debilita anímicamente al niño, dañando su autoestima y generándole una gran inseguridad. El niño suele cuestionar su reputación y su rendimiento escolar.

Acoso social

Pretende aislar al niño del resto del grupo, cortando sus relaciones sociales en ese entorno concreto y causándole miedo a sentirse excluido en otros entornos, por lo que suele llevar aparejado que el niño no quiera relacionarse tampoco en otros entornos.

Acoso sexual

Engloba todas las formas de acoso en las que la sexualidad del niño agredido pasa a ser el elemento más importante.

Ciberacoso

Supone el acoso a través de las redes sociales, donde el niño es perseguido, amenazado o humillado. En muchos casos supone una continuación del acoso sufrido dentro de los muros del colegio.

Cómo intervenir en un caso de Bullying

Según el protocolo de intervención en el acoso escolar publicado por UNICEF, hay 8 pasos fundamentales para actuar en situaciones de acoso escolar:

  • Detectar la situación de acoso escolar.
  • Comunicar el problema a la dirección del centro educativo.
  • Dar una atención completa a la situación.
  • Llevar una comunicación continua con la familia sobre el caso.
  • Realizar un encuentro con todas las partes implicadas.
  • Definir las medidas a seguir con las diferentes partes.
  • Controlar si la implementación de las medidas está siendo efectiva.
  • Llevar a cabo las acciones necesarias para restablecer la convivencia en la escuela.

Al margen de todas esas actuaciones, casi siempre será necesaria una intervención precoz e individualizada en terapia con la víctima.

En Bilbao
Luis Power Kalea, 2, Bilbao.

El tratamiento del acoso escolar mediante psicoterapia os ayudará a volver a la normalidad.

Mediante la terapia notaréis que el niño se recupera, comienza a sentirse mejor, aprende a manejar sus emociones y mejora su estado de ánimo general. Dejará de sentir pánico a ir al colegio y comenzará a entablar relaciones personales satisfactorias. El menor contará con recursos para enfrentarse no solo a esa situación sino a cualquier otro problema en sus relaciones.

Si notas que tu hijo ha cambiado y que algo falla en las relaciones con sus compañeros del colegio, es momento de acudir a Terapia psicológica contra el acoso escolar.

Ponte en contacto con Psiconervión, psicólogo para el tratamiento del acoso escolar en Bilbao.

Valora este tratamientos
Abrir WhatsApp
💬 ¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!
Hola 👋
¿en qué podemos ayudarte?