Cómo plantearse los propósitos de Año Nuevo

Cómo plantear los propósitos de Año Nuevo

Con la Navidad no solo llegan las cenas de empresa, las reuniones familiares, la comida en exceso y los regalos, sino también ese momento especial de pasar revista al año vivido y plantearse nuevos retos y objetivos para el año que comienza.

Si quieres saber cómo plantear los propósitos de Año Nuevo para poder cumplirlos, aquí te damos una serie de consejos.

Pero antes de nada, ¿necesito pensar en cómo voy a plantearme mis propósitos?

Rotundamente, sí. En ocasiones pensamos en los propósitos de Año Nuevo como si fueran un deseo que nos gustaría cumplir, y no como una meta a la que queremos llegar recorriendo un camino concreto. No plantearnos esos objetivos con cabeza es precisamente uno de los factores más importantes que nos lleva a fracasar una y otra vez. 

Si queremos tener éxito y poder lograr nuestros objetivos, es imprescindible trazar un plan, pensar antes cuáles son los pasos necesarios que tenemos que dar, para que cada movimiento nos acerque más a nuestra meta final.

Si no quieres que tus propósitos de Año Nuevo se queden de nuevo en papel mojado, sigue el método SMART y lee los consejos que te damos a continuación para que sepas cómo proyectar tus objetivos para esta nueva etapa.

Consejos para plantear los propósitos para el próximo año

Lo primero de todo, sé realista.

Márcate metas alcanzables. Uno de los errores que cometemos con más frecuencia es marcarnos objetivos que están fuera de nuestro alcance, lo que no solo hará que no podamos alcanzarlos, sino que además nos creará frustración y desánimo.

Piensa en cosas que sean realizables, que puedas alcanzar. Haz una balanza entre los recursos con los que cuentas (a nivel emocional, físico, económico, organizativo…) y aquello que quieres alcanzar y lánzate a por ello. Comprométete de verdad con el proyecto desde el autoconocimiento y la serenidad.

Y recuerda, aunque a menudo pensemos que tenemos que hacer cambios drásticos en nuestra vida, en ocasiones son las pequeñas decisiones las que nos llevan a conseguir resultados extraordinarios.

¿De qué me sirve plantearme propósitos que no sé cómo medir?

Poner números, plazos, datos objetivos a mis propósitos me ayudará a poder realizar una evaluación. Cuando pienses en tus propósitos de Año Nuevo, ponte objetivos medibles y sé específico. De nada me sirve plantear objetivos si luego no sé si los estoy cumpliendo o no. Piensa en objetivos que puedas valorar y márcate unos plazos concretos. Eso te permitirá ir viendo si estás cerca de tu objetivo, rectificar si es necesario, y motivarte al ver que cada vez estás más cerca de conseguir tus metas. 

Busca aquello que te motive

Como solemos decir, céntrate en ti, es aquello que tienes más probabilidad de cambiar. Pregúntate a ti mismo qué te gusta, qué te apasiona, para que los propósitos que te plantees supongan realmente algo importante para ti. Emociónate con ellos para estar seguro de que tu motivación te va a acompañar a lo largo de todo el camino. Planificar los propósitos de Año Nuevo siempre debe implicar ilusionarme con ello.

¿Mis objetivos van en línea con mis valores?

En esa misma línea, si lo que me propongo para mí mismo choca de manera frontal con mi escala de valores, es poco probable que lo cumpla. Pensar primero sobre cómo integrar esos nuevos propósitos en mi código éticoes imprescindible para estar convencido de lo que quiero conseguir. Una lucha interior entre lo que quiero hacer y mi manera de pensar hará mi camino aún más complejo.

Sé coherente

Cuando proyectamos nuestros objetivos, a menudo no tenemos solo uno, sino varios que queremos cumplir. Pensar detenidamente sobre ellos, desde la reflexión y no solo desde el impulso del momento, hará que pueda organizarlos. ¿Has pensado si chocan unos con otros? Ser coherente contigo mismo y al mismo tiempo plantearte objetivos coherentes entre sí es fundamental para poder cumplirlos.

Pero no le temas al cambio

En ocasiones los cambios, sobre todo si son grandes, pueden generar cierto grado de estrés. No dejes que ese estrés te paralice. Plantea tus propósitos de Año Nuevo pensando que, aunque sientas cierto miedo, ese miedo debe convertirse en un impulso: puede ayudarte a estar más vigilante, a hacer las cosas con más atención y más concentración.

Las personas somos animales de costumbres y, como suele decirse, todo cambio por naturaleza es incómodo. Pero no tengas miedo al cambio. ¿No se trata de eso la vida?

Establece una rutina

Si piensas en cómo llevar a la práctica tus propósitos de Año Nuevo es fundamental comenzar planificando una nueva rutina. Integra aquello que quieres hacer con tus horarios y tu modo de vida, de forma que termine convirtiéndose en algo automático. Poco a poco te darás cuenta de que lo haces de manera natural y cada vez te cuesta menos esfuerzo. Trabaja en un buen plan de acción.

No estás solo, ¡cuéntaselo a las personas que te rodean!

Haz partícipe a las personas de tu entorno (amigos, familia, compañeros de trabajo…) de tus propósitos de año nuevo: de qué quieres conseguir y cómo quieres hacerlo. Aunque el principal motor de cualquier cambio debes ser tú mismo, si tu entorno es consciente de ello es muy probable que te apoye y te anime. Su interés será en muchos casos una motivación extra para ayudarte a alcanzar tus objetivos.

Y por último, sé flexible

Si diseñamos nuestros objetivos para el próximo año siguiendo todas las pautas anteriores, estaremos más cerca de conseguir nuestras metas, pero aun así, no olvides ser flexible. Quizá tengas que pararte y pensar de nuevo, quizá tengas que retroceder un poquito para coger impulso. No tengas miedo, sé exigente contigo mismo pero también generoso. Cambiar de marcha en mitad de la carrera puede ayudarte a recorrer más fácilmente los kilómetros que te quedan. Rectificar en el camino puede acercarnos un poco más a nuestro objetivo.

Si necesitas ayuda para saber cómo alcanzar tus objetivos o cómo plantear los propósitos de Año Nuevo, ponte en contacto con Psiconervión, consulta psicológica en Bilbao. Te ayudaremos a encontrar la motivación necesaria y gracias a la psicoterapia te daremos herramientas para llevar a cabo aquello que te propongas.

Valora este post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Abrir WhatsApp
💬 ¿Necesitas ayuda? ¡Escríbenos!
Hola 👋
¿en qué podemos ayudarte?